Está todo por hacer

Qué tiempos aquellos en los que Nokia tenía prácticamente el monopolio de la telefonía móvil. Parece que fue hace una eternidad y en realidad ha sido ayer.

Durante los últimos 20 años la evolución tecnológica ha sido sorprendente. Todo ha ido increíblemente rápido y casi sin darnos cuenta es una parte fundamental de nuestras vidas. Quién de nosotros concibe la vida sin un teléfono con internet o no aprecia la comodidad de un Ipad para leer las noticas, hacer presentaciones o tomar notas…

Es impresionante cómo ha evolucionado la telefonía móvil. En el momento en el que los móviles tendían a ser cada vez más pequeños (acordaos del Motorola V o el Nokia 8210) aparece Black Berry,  un teléfono ordenador pensado para que el empresario pudiera estar siempre conectado a su correo. Paralelamente Apple ya comenzaba a dar de que hablar, aunque aún muy caras y poco accesibles para la gente de a pie. Es con el primer Iphone con el que el universo Apple se termina de expandir y surge la tecnología Android para hacerle frente. Con mucho éxito últimamente.

Llegados a este punto, con Nokia desaparecido en combate, Black Berry luchando por mantenerse  y otras marcas como Samsung resurgiendo nos damos cuenta  de que lo que antes nos encantaba (el teléfono más pequeño) ahora se ha tornado a llevar prácticamente una tableta en el bolsillo, dónde lo menos importante del móvil son las llamadas.

Ante este mundo nuevo de Apple y tecnología Android, sin embargo, solo estamos acariciando la punta del iceberg, y es que en realidad son tantas las opciones que ofrecen que aún está todo por hacer. Uno de los avances que más promete es el mundo de las aplicaciones. Esos programas que nos divierten, nos entretienen, nos enseñan, nos hacen reír, hacen que compartamos…

Hay aplicaciones para todos y para todo y aunque el desarrollo de una App pueda parecer algo sencillo detrás hay mucho trabajo y esfuerzo, tanto en la parte creativa como en la técnica. Creativa para pensar cómo hacerte la vida más fácil con una app y técnica para poder llevar a cabo la idea. Las aplicaciones ya no son simples juegos que te entretienen. Tener una aplicación en un negocio actualmente puede abrir muchas puertas, facilitar la vida de quién la tenga y generar beneficios económicos.

Por eso los que sabemos que el futuro inmediato de la telefonía móvil son las apps animamos a todo aquel que tenga una idea, por muy absurda que pueda parecer, a que la trate de llevar a cabo por su cuenta o por empresas que la puedan desarrollar. Os sorprendería saber las aplicaciones que han salido de una pequeña idea. Por supuesto en este sentido os podemos ayudar con todo lo que necesitéis.